miércoles, julio 16, 2014

Cultura del envejecimiento en México

   Consideraciones sociales para un sentido en su creación 

Foto tomada de Vínculos de Enseñanza Aprendizaje A.C. y Editada en Phirx
Elaborado y publicado por: 
Bernardino Quezadas Cristian Aaron.

Gracias También a:
Torres Ríos Diana,
López Lagunas Janeth y
Saldaña Vera Yeimy

Estudiantes de la lic. en Sociología en la 
Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Iztapalapa.

Contenido
I Introducción: ¿por qué crear o recrear una cultura del envejecimiento?
II.- La situación del adulto mayor en México
III.- La visión de la vejez en la actualidad
IV.- El miedo a envejecer
V.- ¿Cómo fomentar entonces la cultura del envejecimiento?
VI.- Conclusiones: ¿por qué pensar en la vejez y en el proceso del envejecimiento en México?

I Introducción:  
 ¿por qué crear o recrear una cultura del envejecimiento?

Cuando hablamos de cultura hacemos referencia a todo ese conjunto de valores, normas, técnicas de producción, tecnología y tipos de comunicación que dan forma a una identidad. Todo esto de acuerdo a una realidad en donde el individuo nace, crece, pertenece y comparte con sus congéneres ciertos "habitus" aprendidos de acuerdo a esta cotidianidad más inmediata. "Habitus" que  facilitan la integración a otro campo de interacción con ese "capital cultural" que el individuo va formando y perfeccionando al desprenderse, aunque no del todo, de su realidad más inmediata. Por lo tanto, la cultura se socializa, da forma a una identidad, organiza el vivir en ciertas circunstancias materiales y permite al ser humano individualizarse cuando se apropia "para sí" de ésta para crear su propio sistema de moral que socializa hacia los demás.

Foto tomada de Vínculos de  Enseñanza Aprendizaje A.C.  y Editada en Phirx
En sí no sólo hay clases sociales, sino que hay distintos tipos de status en toda sociedad por la convicción de ciertos individuos que aceptan y rechazan a otros como ellos; o en su caso, a nivel más macrosocial, ante una cultura que va surgiendo y que es incompatible con las ya establecidas, rechazándolas y viéndolas como retrasadas. La sociedad no es una lucha de clases solamente, también es una lucha cultural, y de ser así, una lucha por la personalidad que da vitalidad a cada ser humano como ser social.

La sociedad es un todo. Un conjunto de relaciones moldeadas por una cultura homogénea, que crea ciertas condiciones socioecónomicas y, a la vez, permite la creación de culturas subordinadas y contradictorias que se quieren deshacer o asimilar para el triunfo de la primera. Pero al rechazar y subordinar una cultura se olvida que los sujetos que están detrás de estas manifestaciones se les rechaza de igual manera, claro, siempre y cuando no cumplan con los requisitos como los subordinados.


Foto Tomada de ntrzacatecas.com y Editada en Phirx
La explicación teórica sociológica anterior es indispensable para el presente ensayo, cuya problemática se centra  en la importancia de tener una cultura del envejecimiento, ante una sociedad mexicana que se encuentra en un proceso de modernización: un proceso de flexibilización de la producción y explotación como país subordinado, de acuerdo a la función económica global como país periférico. Se debe tener por el hecho de que en México los adultos mayores  forman parte de una población marginada y en riesgo, sobre todo aquellos cuya ausencia de "capital cultural", por su "capital económico" sociohistórico, no les permitió alcanzar una profesión y empleo con una serie de condiciones económicas para una vida benéfica  después de la jubilación. Aunque también por el hecho de que es una población discriminada por una ideología moderna que los estereotipa; gracias también al actual modelo económico que exige eficacia y que ante esta exigencia hace culto a la juventud como simbología de fuerza para el progreso.

Por lo tanto, cuando hablamos de cultura del envejecimiento, hacemos referencia a toda esa construcción social de valores, visiones, situaciones, comunicaciones y normas que permitirán una vida benéfica y aceptable, sin miedos, para las personas que estén o estarán en la tercera edad. 

Foto tomada de Vínculos de  Enseñanza Aprendizaje A.C.  y Editada en Phirx

Esta cultura  del envejecimiento debe ser social e individual, por el hecho de que somos seres humanos y sociales. Debe permitir así una vida benéfica y segura para las formas de convivencia social que contrarresten el miedo a ser ancianos. Aun así, ¿por qué es importante, hoy en día en México, una cultura del envejecimiento?

II La situación del adulto mayor en México


Estamos en un proceso crítico y dinámico de envejecimiento. Este fenómeno es una expresión clara de la transición demográfica por la que atraviesan las poblaciones de muy diversos países: por un lado la declinación de la mortalidad origina un progresivo aumento de la esperanza de vida y, en consecuencia, un número cada vez mayor de personas que alcanzan edades avanzadas; y, por otro lado, la caída de la fecundidad se refleja tanto en una cantidad menor de nacimientos como en una reducción sistemática de proporción de niños y jóvenes en la población total.


México se encuentra en este proceso desde hace unas décadas. En La Jornada (2012) se menciona que en el año 2000 habitaban 6.9 millones de personas mayores de 60 años, en el 2010 la cifra alcanzó los 9.8 millones de habitantes y para el 2050 se estima que la población de adultos mayores  alcanzará los 36.2 millones de personas. Una situación que sería crítica, ya que los adultos mayores representarán el 30% de la población. Es decir, habrá más adultos mayores que niños, adolescentes y adultos medios en un contexto social hostil para ellos como el actual.

Foto Tomada de la www.jornada.unam.mx y Editada en Phirx


En consecuencia, el envejecimiento y las respuestas sociales que desencadené dará lugar a profundos cambios en nuestra manera de ser y pensar. Hombres y mujeres de todas las edades tendrán que adaptarse a los nuevos ritmos de vida social, a las cambiantes percepciones del curso de la vida y a las normas sociales emergentes relacionadas con la edad.También, tal situación trastocará los arreglos residenciales y domésticos; las relaciones sociales y familiares, así como las relaciones de género e intergeneracionales. Esto así por las siguientes acontecimientos sociales:
  • En la cuestión de trabajo, las personas adultas mayores que desean y necesitan seguir trabajando se enfrentan a más obstáculos de acceso a un empleo de calidad.La crisis económica  ha llevado a las personas de 60 años o más a ubicarse en empleos con jornadas incompletas, así como en trabajos que superan las 48 horas semanales con una remuneración que no supera  a dos salarios mínimos.
  • Con respecto a la economía, de acuerdo a Angélica Enciso (2009) en el país 8 de cada 10 adultos mayores tienen alguna carencia social que los hace vulnerables a caer en la pobreza, y 4 de cada 10 ya viven en esta situación. Gran parte de este sector de la población enfrenta maltratos familiares, ya que  4 de cada 5 carecen de pensión y apenas 15% cuenta con seguridad social que les permita vivir con tranquilidadEn contraste con la medición multidimensional de la pobreza que dio a conocer el Consejo Nacional de Evaluación Política de Desarrollo Social (CONEVAL), en torno a que de 7 millones de personas, de 65 años y más, sólo 1.2 millones de ancianos cuentan con ingresos suficientes y viven sin carencia alguna.
"Entre Adultos Mayores Hay Desigualdad, gracias al contexto sociocultural en el que vivieron y se desarrollaron"
Imágenes Tomadas de  Imágenes Google  y Editadas en Phirx
  • En la parte de salud los problemas de discapacidad y deterioro que afrontan los adultos mayores serán cada vez más intensos y visibles en la sociedad, gracias a los "habitus" y estilos de vida saludables que la sociedad de consumo y del eterno presente orilla a los sujetos a realizar; aunando la creciente crisis económica que afrontará la población para mantenerse con una salud benéfica.   
  • Con respecto a la ayuda hacia esta población, de acuerdo a Gabriela Romero Sánchez (2010) el 30% de personas de más de 70 años, que viven en el Cd. de México, no tienen quién los atienda o auxilie a realizar sus actividades diarias, a pesar de que ellos presentan cierto grado de disfuncionabilidad física. Sin duda que en el país el apoyo a los ancianos es insuficiente frente a los múltiples retos  que conlleva su atención y los requerimientos específicos en esta etapa de la vida, que colocan a muchos miembros de este grupo edad en situación de vulnerabilidad ante enfermedades crónico degenerativas, mentales y discapacidades.
Foto Tomada de www.zocalo.com.mx y Editada en Phirx
  • De acuerdo al periódico La Jornada (2012) en las familias los adultos mayores son relegados, sufren maltrato físico, sexual y emocional, sin olvidar el despojo de sus bienes, etc. Por otra parte, en un estudio, dado a conocer por el Instituto de Ciencias Medicas, se reveló que el 365 de las personas que agreden a los adultos mayores son los hijos, el 11.8% las parejas, el 10.7% los nietos y el 17.4% alguna otra persona que no tenga parentesco con el adulto mayor.
  • En materia jurídica, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos  en el 2011 recibió 736 quejas de presuntas violaciones a las garantías  individuales de adultos Mayores. La mayoría de las demandas tienen que ver con la mala atención en un servicio público, en la negación de prestaciones de seguridad social, por brindar mala atención médica, etc.
Foto Tomada de www.marmorinforma.mx y Editada en Phirx
  • En la cuestión de género, Gabriela Romero Sánchez (2010) indica que el 46.5% de hijos e hijas se hace cargo de la madre en su etapa de anciana, pero sólo el 27.7% se hace cargo del padre. También las diferencias de género las vemos en relación con sus actividades, ya que el 52.6% de las mujeres en la ancianidad pueden trasladarse de un lugar a otro sin dificultad, mientras que en el caso del porcentaje de los hombres es el del 71.1%. Sin olvidar que la mujer adulta mayor realiza las compras, se  transporta con mayor dificultad y maneja el dinero de acuerdo a porcentajes ligeramente mejores con respecto al de los hombres. 
  • Cabe decir que el punto anterior se debe también a que los hombres se mueren más rápido que las mujeres, debido a sus "habitus" o estilos de vida distintos de su cultura donde crecieron.
Foto Tomada de elfederalista.mx y Editada en Phirx
De lo anterior uno podría preguntarse una cuestión que no ha sido tomada en cuenta en estas noticias: ¿cómo les afecta a ellos estas situaciones de salud, economía, familia, etc? y ¿cómo se percibe, ante estos sucesos sociales, a la tercera edad?

III La Visión de la Vejez en la actualidad

Las personas al envejecer sufren muchas transformaciones internas que se deben a los cambios en el concepto de "yo" , mediado por la realidad sociocultural en la que viven. El individuo trae a la vejez una serie de experiencias que no pueden cambiarse y que deben integrarse a las circunstancias actuales de este ciclo vital. Por eso es una etapa de cambios, de reconocimiento, aceptación y duelo, que hay que tomar en cuenta en relación con su forma en cómo se desenvuelven en sociedad.


Foto Tomada de 2en1.bloguea.cu y Editada en Phirx
La crisis psicológica a la que se enfrentan los ancianos tiene sentido tomando en cuenta a lo que han vivido, ya que su cultura de ellos no concuerda con la actual. Esto provoca una subordinación pasiva donde se acepta el propio anciano como un ser inservible, o puede no estar de acuerdo con la realidad actual trayendo consigo las críticas sociales que reflejan el rechazo de lo viejo que tanto promulga la modernización. Aunque, sin que estén los ancianos en contra con lo actual, la misma cultura dominante educa y socializa a las nuevas generaciones vivir rechazando a lo viejo.

De ser así, estas crisis psicológicas o emocionales se consideran que son resultado de sus cambios fisiológicos que se mezclan con las circunstancias exigentes de la realidad sociocultural moderna. La forma en como piensen, vivan, acepten y actúen los adultos mayores, acorde a su edad, compete al espacio social en la: 

  • Pérdida del papel que desempeña. Puesto que el retiro es obligatorio se les hace a un lado para dar pasos a otros, renunciando a las satisfacciones que les da el ser participes en el trabajo.
  • Pérdida del funcionamiento intelectual. Los adultos mayores piensan y actúan más lentamente que las personas jóvenes, pero esto puede deberse al hecho de que tienen más cautela por su experiencia o por sus "habitus" que se expresan en sus formas de socialización. Y si ya no desempeñan un trabajo intelectual, por otra parte, es debido a que ya no se requiere lo antiguo sino lo novedoso comprobado científicamente para progresar, algo que los propios adultos mayores lo ven como algo verdadero.
Foto Tomada de www.ultra.com.mx y Editada en Phirx
Las visiones culturales y sociales predominantes en nuestro país, sobre la vejez, contribuyen a moldear los significados subjetivos que se le atribuyen  a esta etapa vital. Sin embargo, no podemos dejar a un lado aquellos sueños y deseos incumplidos, que a lo mejor pueden hacerse algunos y otros no. Si no pudieron realizar algo deseado y soñado esto tiene que ver con las restricciones sobrantes, que todo ser humano interioriza en su personalidad. Restricciones que aún se manifiestan y se incrementan con nuevas restricciones que el ser humano encuentra en esta edad. No es de extrañar, por esta razón, la inconformidad de la vida, el deseo de regresar, la no aceptación de los cambios, el deseo de sentir lo que no se sintió y vivir lo que no se vivió.


Foto Tomada de elblogdevivianagonzalezdemarco.blogs.elle.es y Editada en Phirx
Sin duda que cada sociedad y cultura tiene su propio modelo de vejez y juzga a los adultos mayores de acuerdo con el. Por eso en nuestra cultura actual se tiende a difundir imágenes contrapuestas de la vejez: les rinde tributo, alienta discursos piadosos, los compadece, se les resigna a su existencia o simplemente se desprecian.

Con este modelo nos percatarnos que este concepto de vejez es muy erróneo, debido a la mala información que se tiene de él por parte de la "industrial cultural" que antepone la cultura de la juventud. Gracias a esta falsa visión la vejez es vista como una enfermedad, el fin de una vida con ciertas acciones que ya no se pueden hacer, y esto, a su vez, hace que la mayoría de las personas jóvenes puedan tener miedo a envejecer.

Estas visiones, de lastima y de rechazo, generan un concepto de envejecer y de vejez erróneo, que provocan:
  • La soledad y la dificultad para superarla, debido a los prejuicios que existen en torno a encontrar una nueva pareja en el caso de las personas viudas o separadas de la tercer edad. Es sin duda una gran barrera para la vida sexual en pareja y plena para ellos.Aunque, no sólo en la cuestión de pareja, a veces ellos tienen restricciones propias sobre su sexualidad.
  • Que los hijos se hagan cargo de sus padres a costa de su propia privacidad y capacidad de gozo. La misma sociedad les cancela la oportunidad de tener una vida intima.
  • El miedo a envejecer que nace de los mitos sobre la vejez y de una serie de actitudes equivocadas, tanto de la gente mayor como de la sociedad en la que vive.
Esto último hace que la vejez sea vista como una etapa negativa de la vida y se cree que la gente mayor tiene las siguientes características:
  1. Es gente con problemas serios de memoria y se desorienta con facilidad.
  2. La gente mayor no tiene interés ni capacidad para tener relaciones sexuales.
  3. Estar viejo es estar enfermo.
  4. La gente mayor que trabaja es menos efectiva que los jóvenes
  5. La mayor parte de la gente grande está muy arraigada en sus costumbres y no puede cambiar.
  6. Los ancianos son un gruñones  y amargados.
  7. Los ancianos son frágiles e inútiles.
  8. Los ancianos son un estorbo y una carga.
Como vivimos en el mundo de las apariencias, de la eficacia para la riqueza, de la velocidad inhumana y la sexualidad desenfrenada sin amor, y éste último se hace líquido, se crean estos mitos que  reflejan un terrible miedo de una sociedad autoritaria ante el fin de sus días. La sociedad moderna tiene miedo a morir y ver a futuro, más aún en nuestra sociedad subordinada mexicana donde lo que importa es sobrevivir y consumir.


Foto Tomada de www.diariolaregion.cl y Editada en Phirx
Si uno se juntará con los adultos mayores, claro no digo que no haya persona así, percibiría lo siguiente. 
  1. La mayoría de los adultos mayores tienen pequeños olvidos que pueden trabajarse con ejercicios.
  2. La edad no es un impedimento para tener una vida sexual, individual o en pareja. Lo que sucede es que disminuyen ciertos estímulos y la fuerza física en el acto.
  3. La vejez no es una enfermedad, ya que todos, por naturaleza, pasamos por esta etapa.
  4. Pueden desarrollar actividades o trabajos físicos. Depende del  trabajo y la implicación del desgaste físico que este genere; en la actualidad hay trabajos donde las personas no ponen mucho empeño físico.
  5. Como todos nos adaptamos a las nuevas formas de vida y pensamiento, los adultos pueden aprender nuevas cosas con el tiempo. 
  6. La edad no tiene nada que ver con el mar humor. Muchas veces los adultos mayores usan esta forma de expresión para defenderse.
  7. Los ancianos no son frágiles, la fuerza física disminuye. No por eso son inútiles, ya que desarrollan habilidades distintas y una riqueza de aprendizajes gracias a su experiencia
  8. Algunas familias ven como una carga a sus ancianos, porque creen que ya no sirven de nada (cuando una persona tiene capacidad física y mental para poder realizar actividades cotidianas, de acuerdo a las necesidades y ritmos biológicos de cada sujeto).
Foto tomada de Vínculos de  Enseñanza Aprendizaje A.C.  y Editada en Phirx
Aún así, podríamos preguntarnos, ¿por qué se acepta esta visión de la vejez? ¿de dónde surge el miedo y el rechazo a lo viejo?

IV El miedo a envejecer por la retardación de la industria del embellecimiento


El miedo a envejecer es más peligroso que el envejecimiento como tal. La vejez es una etapa en la vida natural como la infancia, sin embargo la cultura de la juventud y lo nuevo (lo moderno) ha desplazado el respeto y admiración que antes se profesaba a las personas mayores; y nos hemos embarcado en la carrera frenética tras la fuente de la eterna juventud, para no sentirnos condenados con el límite natural de nuestra vida que se tiene que adaptar a la modernidad postmoderna.

En la actualidad, y como se ha mencionado, el concepto de vejez  atemoriza al concepto de belleza. No se aceptan los cambio físicos porque no se acepta el estilo vida y el cuerpo mismo que nos identifica. Por eso se han creado formas para retardar este proceso, pero no se toma en cuenta las consecuencias que estas traen para el cuerpo y la salud. De ahí que se crean soluciones superficiales para esconder el miedo en lugar de afrontarlo.

El culto a la juventud y su falsa idea de belleza se ha convertido en una presión muy grande para los que ya pasaron a los 45 años de edad .Verse canas, arrugas o flacidez puede ser traumático para muchos.




Imágenes Tomadas de Google Imágenes y Editadas en Phirx
Aunque esto en el aspecto de la belleza, porque juventud representa también mayor movilidad por la capacidad física e intelectual ante los bruscos cambios modernos después de los TLCAN en México; que, al mismo tiempo, nos hicieron un país subordinado al capital extranjero. Por lo tanto, los jóvenes representan "flexibilidad", no "solidez" como los adultos mayores; con la "flexibilidad" se puede innovar y trabajar, en cambio la "solidez" tiene que desaparecer para no interferir en la modernidad postmoderna. Así como no se necesitan las formas de producción de una cultura vista como retrasada por la modernización que se impone, al contrario sucede con las personas en su etapa de vida joven, que sirve para hacer algo útil en la sociedad.Sin embargo, a pesar de esto, la vejez tiene una norma convencional para su actuar, si es que la hay aunque sea viviendo de forma dependiente, inútil y denigrante para justificar lo nuevo.


Imágenes Tomadas de Google Imágenes y Editadas en Phirx
Esto es importante ya que la sociedad mexicana actual, subordinada al capital extranjero, pide al sujeto que sea productivo, pero cuando ya no sea productivo entonces ¿qué significado tiene vivir en este estilo de vida? Los propios adultos mayores se aíslan sabiendo esto y, al mismo tiempo, los conllevan al olvido de que son parte de la sociedad. Es como un ciclo de vida artificial creado por la "industria cultural" o la "psedocultura" y la cultura postmoderna; un destino al que todo mundo está condenado si no hay conciencia del valor que tiene el ser humano a lo largo de toda su vida. Aunque ¿cómo lograr esa conciencia ante una México violento, en donde la única alternativa de tanta muerte y crisis ética, así como económica, es vivir el presente y no pensar a futuro? porque ¿qué sentido tiene pensar en el futuro con un presente desilusionador?

Los cambios físicos no sólo generan el miedo a envejecer por la cuestión de la belleza, la utilidad del cuerpo para amar y el deseo sexual, o por la cuestión de la capacidad mental y física para ser productivos en la industria, de igual manera se genera también un miedo psicológico que las personas, en su juventud o desde niños, están viviendo por lo vivido conforme a su cotidianidad 
desesperanzadora que se refleja en el estado socieconómico subordinado mexicano. Por eso se tiene que vivir en el presente, en el vicio, en lo permitido, en lo que uno puede hacer bajo sus condiciones actuales y que nunca cambiarán.

Por tal razón, en México es importante la cultura del envejecimiento.No es cuestión de un día a otro ni que lo que haga el otro, sino que es un trabajo que el individuo tiene que realizar en conjunto con la sociedad.


V ¿Cómo fomentar entonces la cultura del envejecimiento?


El envejecimiento demográfico se convertirá en un desafío   formidable que tendrán que enfrentar, de manera conjunta, la sociedad y el gobierno. Será necesario  multiplicar los esfuerzos sociales con el fin de prever sus consecuencias y ramificaciones; conocer los costos y beneficios que acompañan a este proceso; diseñar ambiciosas propuestas legislativas; y poner en marcha programas institucionales creativos.  No hay duda de que las diferentes aristas del envejecimiento merecen y deben debatirse con profundidad y amplitud. 

Debe existir un cambio en la cultura, ante las visiones y el propio miedo que se fomenta por la cultura del embellecimiento y de la productividad de la eterna juventud. 

Se deben quitar esas generalizaciones de que los ancianos tienen ciertas habilidades inútiles y estorbantes, ya que así como hay adultos mayores con buenas condiciones físicas e intelectuales, gracias a sus "habitus", así hay personas con deterioros muy graves que pueden solucionarse trabajando con la población.


Foto tomada de Vínculos de  Enseñanza Aprendizaje A.C.  y Editada en Phirx
Deben cambiarse los valores actuales hacia ellos y cumplir las normas jurídicas que se pierden en el actuar social, para dar lugar a esa cultura del envejecimiento cuyos objetivos sean: 

  • Prevenir modificando la visión de la vejez.
  • Una sociedad empática y respetuosa. Solidaria con ellos, para que les permita sentirse parte de los procesos sociales.
  • La ayuda a los adultos mayores en que solucionen sus problemas psicológicos y sociales, comprendiéndolos y respetando su autonomía en sus decisiones.
Para generar una cultura de este grado  es necesario conocer y dar a conocer a los ancianos más vulnerables los derechos que ofrece el Estado, para hacerlos cumplir en conjunto con la sociedad a través de su acercamiento a esta población. Estos derechos comprenden principalmente:
  • El derecho a ser autónomos en las decisiones, a pesar de recibir asistencia social y apoyo familiar.
  • El derecho a una vida integra y sin situaciones que provoquen miedo, estrés, inseguridad, rechazo, etc. 
  • El derecho a la integración y participación social en grupos, en la comunidad y en la familia.
  • El derecho a una asistencia en salud, social y psicológica, tanto de forma preferencial y de acuerdo a sus necesidades.
  • El derecho a un trabajo digno a la edad, con todos los requerimientos y seguridad social necesarios.
  • El derecho a la educación.
Foto tomada de Vínculos de  Enseñanza Aprendizaje A.C.  y Editada en Phirx
Como se ve son derechos y recomendaciones escritos pero muertos al mismo tiempo. Algunas organizaciones y asilos cumplen con estos requerimientos principales, ya que algunas otras instituciones lucran, explotan y violentan a la población. Es por eso que la sociedad debe recuperar esos lazos comunitarios, expresados en:
  • Los valores como el respeto, la tolerancia, cariño, equidad e igualdad.
  • En un trato preferencial, como levantarse de un asiento, ayudar a cruzar las calles, etc., sin que se tenga lastima hacia ellos.
  • Generar empatía a sus situaciones y a las de este ciclo vital desde la niñez.
  • Comprender la cotidianidad y la historia de vida del adulto mayor.
Aunque también, como hemos manejado, esta situación que padecen los adultos mayores deben sensibilizarnos para:
  • Generar conciencia de ¿Quiénes somos?, ¿cómo somos? y ¿cómo nos vemos? En relación con nuestra sociedad.
  • Generar una visión de vida futura. ¿Cómo quiero verme?, ¿cómo quiero sentirme?, ¿cómo debo lograrlo?, ¿qué haré cuando crezca? y ¿qué seguiré haciendo cuando cumpla algunos objetivos?
  • Mejorar nuestros hábitos alimenticios y estilos de vida que arriesgan nuestra salud, por la forma de vida compulsiva neoliberal mexicana para consumir y mantener el orden social pensando en la mera conservación.
Imagen Tomada de www.envejecimientoyvejez.com y Editada en Phirx
La cultura del envejecimiento se creará y fortalecerá cuando haya concordancia entre la sociedad y el individuo que la interpreta, fomentando así la seguridad necesaria para los adultos mayores en su actuar social como seres humanos.

La cultura del envejecimiento es un proceso  de aceptación al ciclo. Es un proceso de prevención a nivel individual, con ciertas condiciones sociales, culturales y materiales. Es tener en cuenta el duelo por las pérdidas de amigos y parejas; por el deterioro normal del cuerpo; y por el fin del ciclo vital que no es aceptado por el temor a la muerte. Pero este proceso acompañado por el seguimiento y construcción de las normas sociales, con el cumplimiento de los derechos humanos para los ancianos, y el respeto hacia  ellos como seres autónomos que necesitan de un ambiente social seguro para su actuar.


VI Conclusiones: ¿por qué pensar en la vejez y en el proceso del envejecimiento en México?


Es importante fomentar desde la niñez hasta el adulto medio este tipo de cultura ausente en México y que sólo ciertas organizaciones sociales fomentan, aunque hay un desconocimiento de éstas. 

Es un problema cuya dimensiones sociales, jurídicas y psicológicas tienen que trabajar en su conjunto; para prevenir, tomar conciencia, ayudar y respetar a los ancianos con los conocimientos agregados del último apartado; no olvidando los relacionados a la salud y a las formas de aprendizaje.

Sin duda es una población que necesita motivación, confianza y  autoestima, ya que ellos se excluyen y se toman el papel de personas estorbantes, inútiles y dependientes de la familia. Pero sólo se logrará este cambio, que tienen ellos de su ciclo vital y su "yo",  cuando la realidad sociocultural de la modernidad mexicana subordina al extranjero cambie su perspectiva del ser humano; que se ha cotidianizado para el actuar social a la mera productividad y utilidad, dentro de una maquinaria invisible e indiferente a la realidad humana nacional; y más porque nos enfrentamos con el choque cultural nacional histórico mexicano y el extranjero.


Foto tomada de Vínculos de  Enseñanza Aprendizaje A.C.  y Editada en Phirx
Uno de los principales problemas que enfrentan los adultos mayores, ante esta idea de improductividad que se les asigna,  es la soledad. Sin embargo, como mencionamos, la reducción de las relaciones sociales se da  en un entorno social con su visión del ser humano como esclavo flexible moderno y el anciano,  al ver esta realidad, no se siente parte de ella porque su cultura lo orilla a pensar que es un ser inservible para lo que se requiere. Además de que esto no sólo se queda a nivel laboral, la soledad se debe también al olvido que se observa en la ausencia de cariño de los hijos.

No se podrá cambiar de manera inmediata esta situación, sin embargo si la sociedad le permitiera al anciano una participación diferente al actual y se combatieran los prejuicios existentes respecto a la edad se lograría, aun con todo y cambios, que el anciano viviera más feliz y satisfecho con su edad. Razón por la cual se debe  luchar también por una reeducación sobre la tercera edad y el proceso del envejecimiento. Quizás no se pueda arreglar del todo pero sí se pueden lograr cambios a futuro.


Foto Tomada de www.nnc.mx y Editada en Phirx



Foto tomada de Vínculos de  Enseñanza Aprendizaje A.C.  y Editada en Phirx

¿Cómo llegar a la vejez? No hay que olvidar que es un proceso natural que depende de como hemos vivido, por el cual es algo indispensable de todo ser humano llegar a esta etapa. Lo que es importante es cómo "llevar" este proceso, aceptando nuestra vida para aprender a morir. Cada día que pasamos envejecemos, por eso es importante desde niños comenzar a ser conscientes de nuestro cuerpo, nuestros sentimientos, nuestra historia de vida, nuestra sociedad, nuestra cultura, nuestra educación, nuestras visiones, nuestras formas de alimentación, nuestras formas de actividad física, etc. La información, de ser así, es fundamental para prepararnos psicológicamente y planear como queremos llegar a esta etapa vital, para poder adaptarnos a ella de forma natural y propia.

Es importante ver que cuando lleguemos a esta etapa seremos como la infinidad de ancianos que hay en nuestro país: seres inteligentes y sabios por la experiencia, con un gran capital cultural gracias al recorrido vital; y que no por eso es el fin, ya que aun está la oportunidad de aprender, vivir, expresarnos y ser felices de forma autónoma.La vejez no es improductividad capitalista en un país que depende del capital extranjero, es productividad y creación natural y socio-cultural del ser humano.


Fuentes de información
  • Arellano, César. (29 de Agosto del 2011). Estiman que en el 2030 habrá más adultos mayores que menores de 15. La Jornada. Recuperado de http://www.jornada.unam.mx/2012/08/29/sociedad/044n1soc. 
  • Becerril Gonáles,Raquel. (S.F). Cuerpo, Cultura y Envejecimiento. Análisis de la imagen corporal en la publicación "60 y más". La Jornada.Recuperado de http://www5.uva.es/agora/revista/13_2/agora13_2a_becerril 
  • Díaz, Ariane. (18 de Agosto del 2011). Erotismo en la vejez, motivo de bienestar para muchos. La Jornada. Recuperado de http://www.jornada.unam.mx/2011/08/18/politica/002n1pol. 
  • Enciso L., Angélica. (21 de Diciembre del 2011). Viven en pobreza 43 % de adultos mayores informa el CONEVAL. La Jornada. Recuperado de http://www.jornada.unam.mx/2009/12/21/index.php?article=033n1soc&section=sociedad. 
  • Enciso L. Angélica. (21 de Mayo del 2012). Difícil para adultos mayores obtener un empleo: informe. La Jornada. Recuperado de http://www.jornada.unam.mx/2012/05/21/sociedad/035n1soc. 
  • Romero Sanchéz, Gabriela. (12 de Septiembre del 2010). Abandonan a adultos mayores de 70 años que viven en pobreza. La Jornada. Recuperado de http://www.jornada.unam.mx/2010/09/12/capital/034n1cap. 
  • Tuirán, Rodolfo.(S.F.).Desafíos del envejecimiento demográfico en México. La Jornada. Recuperado de http://www.cndh.org.mx/sites/all/fuentes/documentos/libreria/derechos/pendiente.pdf. 










  

5 comentarios:

  1. Hola buenas noches, me encantaría contactar contigo soy de la uam-i y estoy tratando de formar una asociación, pero me interesa que estén formados con Leñero por lo menos con 2 metodologías. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antes que nada disculpa la tardanza de mi respuesta. La verdad no tomé la metodología que enseña Leñero, pero tengo experiencia para trabajar con adultos mayores gracias a mi labor altruista en una asociación civil, cuya directora es la profesora que me dio sociología (es socióloga de la UNAM y maestra en educación familiar). Con gusto acepto el contacto

      Eliminar
  2. Y el tema principal es el envejecimiento.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar